En México, reactivan mina de cobre.

Tomado de El Diario de Chihuahua - México

0 63

A 12 kilómetros de Samalayuca, al sur de la Sierra, se encuentra escondida una mina de cobre, que comprende tres atajos en una extensión de 300 hectáreas.

Montones de piedras color verde, cobrizo y blanco esparcidas en un kilómetro anunciaron el camino hacia la abertura La Gloria –una de las tres minas enclavadas en el poblado– que tiene 70 metros de ancho y 40 de profundidad.

De acuerdo con Javier Meléndez, presidente seccional, se tienen indicios de que desde 1930 había actividad y que funcionó hasta principios de la década de 1980.

Ahora hay un nuevo proyecto en el que se pretende extraer y procesar el material, en donde se encuentran principalmente yacimientos de cobre, un porcentaje pequeño de plata y de oro, precisó Meléndez.

La Gloria, La Zorra y La Juliana dejaron de funcionar debido a que cayó el precio del cobre en los mercados internacionales porque se empezaron a utilizar materiales sintéticos, como en las tuberías para las líneas del agua, expuso Meléndez.

Como el precio del cobre ha repuntado, hay interés de inversionistas de volver a realizar la actividad minera, con empresarios mexicanos que aportarán el 60 por ciento y de Canadá con el resto, añadió el presidente seccional.

Imponen candados a iniciativa minera

La concesión minera es de mil 600 hectáreas, de esa extensión se segregaron 500 a petición del ejido, porque se tienen sitios de interés arqueológico y turístico que no se quieren dañar, y en una primera etapa se integraron al proyecto las 300 hectáreas, expuso el presidente de Samalayuca.

Anteriormente, el material era extraído y se enviaba en ferrocarril a diferentes lugares de la República Mexicana, en donde se continuaba con su proceso de lixiviación.

La forma de adquirirlo era de manera rudimentarias con bombillas de pólvora y con herramientas como la pica, explicó el presidente.

Debido a que el material se dejó expuesto desde 1960, se busca tomar medidas para reponer las plantas que antes poblaron el área que se utilizó.

Cuando hay actividades mineras se debe tener candados ambientales, y al término de los trabajos se deberá tapar la abertura y plantar la flora que ahí se encontraba.

“Otra de las medidas para cuidar el medio ambiente será la reducción del uso del agua, cuando se separa el material de la piedra se les permitirá únicamente consumir el equivalente a lo que tiene una alberca olímpica por mes para el proceso de lixiviación”, agregó el entrevistado.

A diferencia de todas las minas, en donde se utiliza el cianuro, en la de Samalayuca será el ácido sulfúrico en un 3 por ciento en una solución de agua la que se usará, mencionó el presidente del poblado. 

La mina de cobre queda en una esquina de Samalayuca y no hay contacto en el lugar, por lo que cuando inicien las operaciones también se buscará que sea un lugar turístico.

El proyecto de la reapertura es de 15 años, a partir de que comiencen a laborar, y desde hace seis está apoyando con los permisos para que se puedan reanudar las actividades mineras; sin embargo, se ha retrasado el proceso, por lo que se pretende continuar revisando las medidas para evitar dañar el medio ambiente, comento Meléndez.

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.